Si has pisado algún gimnasio en estos últimos años, es muy probable que hayas visto unas pesas un poco raras, de colores, que te han llamado la atención. Estas pesas reciben el nombre de pesas rusas o “kettlebell” y que se utilizan para hacer ejercicios especiales, es decir, no tienen los mismos usos que las mancuernas convencionales. En este artículo vamos a hablar del interesante origen de estas pesas y porque se han vuelto tan populares en la actualidad.

Origen de las kettlebells

En sus inicios, estas pesas no fueron inventadas como accesorio de gimnasio, sino que eran utilizadas en los comercios de la antigua Unión Soviética, para pesar los diferentes productos en las balanzas. Este uso se mantuvo durante muchos años, hasta que poco a poco su propósito fue cambiando.

Llegó un punto en que el cometido de estas pesas cambio y pasaron a ser utilizadas por hombres para medir quien era más fuerte, hasta el punto en que el levantamiento de este tipo de pesas pasó a ser una atracción de circo, pero no fue hasta el siglo XIX cuando empezaron a utilizarse realmente para lo que se utilizan en la actualidad, es decir, como accesorio de gimnasio y/o entrenamiento.

Como cabría esperar, los militares de la armada de la Unión Soviética fueron los primeros en utilizar las “kettlebell” como parte de su entrenamiento. Se dieron cuenta de que no eran unas pesas normales, sino que el asa metálica con el que contaban, les permitía realizar movimientos mucho más dinámicos y complejos que las mancuernas normales, y de ahí que se empezaran a hacer tan populares.

Las kettlebell en la actualidad

Obviamente estas pesas se fueron haciendo más famosas con el paso del tiempo, hasta el punto que algunos deportistas y culturistas rusos empezaron a hacer exhibiciones y galas de su fuerza, levantando este tipo de pesas. La gente vio tan entretenido este tipo de exhibiciones que se llegó a convertir en un deporte, que es lo que se llama “Girevoy sport”, el cual se sigue practicando en la actualidad.

En lo que respecta a los gimnasios, las “kettlebell” no se han hecho populares hasta hace unos pocos años, cuando la gente se ha empezado a preocupar más por los entrenamientos funcionales y los movimientos algo más complejos. Hasta hace unos años los gimnasios se enfocaban únicamente en mover peso, como siempre se ha hecho en el culturismo, pero con la expansión del fitness a diferentes edades (antes estaba enfocado a gente joven y físicamente muy capaz) y con la aparición de cosas como el crossfit, las “kettlebell” empezaron a tomar un papel muy importante. A día de hoy, es difícil encontrar un gimnasio que no cuente con este tipo de pesas, porque es cierto que son bastante útiles y ofrecen variantes y posibilidades de ejercicios que son imposibles con las mancuernas normales. Si las tienes en tu gimnasio y no las has probado nunca, no dudes en usarlas. Si no las hay, podrías comprar unas, porque no son muy caras y son realmente útiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí